El éxito. Obsesión, objetivo, meta, ideal de vida. El ser humano sueña con alcanzar el éxito, hacer de este su modelo de vida. Cuando la persona no lo logra, o mejor dicho, cree no lograrlo, puede caer en un estado de frustración constante, cíclico, que se hace patente en todos los aspectos de su vida. Uno de estos aspectos es el físico, el estado corporal, es aquí donde realizo mi trabajo desde hace 9 años y donde la experiencia me ha demostrado como vivir una vida que no queremos vivir va generando dolencias corporales de todo origen; muscular, tendinoso, articular…

Vivir una vida que no queremos vivir va generando dolencias corporales de todo origen; muscular, tendinoso, articular…

Desde mi experiencia profesional he ido desarrollando una filosofía de vida personal y de crecimiento interior que he ido comunicando a las personas con las que trabajo. No vendiendo una verdad absoluta pero si una forma de entender la vida que a mí me ha enriquecido.

Una de las reglas de mi vida personal está basada en los 3 verbos copulativos: SER, ESTAR Y PARECER, como camino al TENER, alcanzar, lograr objetivos en la vida.

SER, ESTAR Y PARECER como camino al TENER

El SER es la esencia de nuestra vida, nos rodea lo que somos, atraemos lo que somos, es la base de un edificio que puede llegar a ser todo lo alto que deseemos, siempre y cuando mantengamos nuestro SER fuerte y estable. El SER hace referencia al ser comprometido, constante, puntual, educado, empático, entusiasta, trabajador, soñador, ambicioso. Estas cualidades no hay que tenerlas en momentos puntuales, hay que serlas diariamente, sentirlas y se manifestarán en todos los ámbitos de nuestra vida, no solo la laboral.

El ESTAR es ser consciente de nuestro SER en este momento preciso. En el ESTAR no nos distraerá el futuro ni el pasado, pues ESTAMOS en el momento presente. En este estado no se piensa, se SIENTE. Somos conscientes del minuto, hora, día, semana, época de nuestra vida. Y lo dejamos sentir, para saber qué tipo de sentimientos despierta en nuestro organismo el momento presente que estamos viviendo. Este es el mejor indicativo de si estamos en el camino correcto hacia nuestro éxito personal o no. Si a lo largo de nuestro día, semana, época determinada solemos sufrir sentimientos como estrés, prisa, frustración, pereza, vacío… ya podemos intuir cual será el destino final de este viaje: La vida que no quieres vivir.

PARECER, Comparto una frase de Aristóteles Onassis como resumen e introducción al estado de PARECER:

“Para lograr el éxito, mantenga un aspecto bronceado, viva en un edificio elegante, aunque sea en el sótano, déjese ver en los restaurantes de moda, aunque sólo se tome una copa, y si pide prestado, pida mucho”

Y es que el estado de PARECER engloba el empezar a actuar / comportarte / parecerte a lo que quieres llegar a ser, sin esperar a serlo. Como decía Picasso: “La acción lo es todo

Dentro de este estado siempre recomiendo hacer nuevas amistades, las cuales ya hayan alcanzado el estado de éxito al que queramos llegar. Conocer nuevos lugares, viajar, contaminarnos de la energía de los lugares que estén relacionados con el camino que queramos seguir, leer nuevos libros, aprender nuevos contenidos, romper la rutina… Si por ejemplo quiero desarrollarme como profesional en el mundo de las nuevas tecnologías, debo asistir a todos los cursos, eventos que se desarrollen sobre el tema. Si quiero comprarme un ferrari, debo empezar a relacionarme con personas que tengan un ferrari, o al menos los ingresos suficientes para poder costearlo 😉

Empieza a actuar como lo que quieres llegar a ser,

sin esperar a serlo.

Vivir y practicar estos tres estados nos llevarán irremediablemente al TENER: tener éxito, nuevos o mejores amigos, mejor calidad en nuestra carrera profesional, ingresos, salud… Las personas que por norma general manifiestan éxito en su vida, de una forma más o menos consciente cumplen estos tres estados. Así lo he vivido y así quiero comunicarlo, con el único fin de que a alguna persona le ayude a despertar su SER y comenzar así, a vivir la vida, no a sobrevivirla.

Un saludo, un abrazo o un beso.

Sergio Miranda.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR
Share This