¿Te has parado alguna vez a pensar en cómo te hablas?

La forma que tenemos de dirigirnos a nosotros mismos es crucial
a la hora de sentirnos a gusto, felices y estables
o por el contrario desdichados y tristes.

Cuando afrontas un problema, un conflicto con alguna persona, un nuevo trabajo o una nueva tarea, cual sea…

¿Tienes un autodiálogo que te motiva, te anima a seguir, te ayuda a confiar y es comprensivo contigo?

¿O por el contrario te sale en automático el castigo, el reproche y la culpa?

Muchas personas tienden a hablarse mal, tienen un autodiálogo que se convierte en su peor enemigo.
Es como tener a una persona a tu lado 24h haciéndote dudar de tus capacidades, de tu valía, de tu profesionalidad o de tu calidad de persona. ¿Lo imaginas? ¿Te imaginas incluso a ti mismo, hablándole así a alguien a quien aprecias o quieres?
Sería muy cruel, ¿verdad?

¿Piensas que no lo estás siendo contigo mismo cuando te hablas?

Te animo a que cambies esa forma de comunicación contigo mismo por una más amistosa, comprensiva y amorosa. Es el primer paso en el “camino del quererse”, en el camino del autoconocimiento y del amor propio.

Al principio no es fácil ya que tenemos en automático ese tipo de conversaciones internas, pero poco a poco desaprendemos esta manera de comunicación y aprendemos a construir una nueva. No a todos nos enseñaron a ser comprensivos y pacientes con nosotros mismos en cualquier circunstancia, o puede que esas exigencias no vinieran de fuera, sino de cosecha propia.

El truco está en cazar el pensamiento limitante que trae consigo una emoción desagradable y cambiarlo por otro que nos ayude a sentirnos bien con nosotros en cualquier situación.

Te expongo a continuación unos ejemplos de frases de autodiálogos, unas constructivas y motivadoras y otras destructivas y saboteadoras.

Ejemplo: Mañana empiezo un trabajo nuevo.

AUTODIÁLOGO AMIGO
PENSAMIENTOS MOTIVANTES

  • Soy capaz
  • Haré todo lo posible por hacerlo bien
  • Serán comprensivos con mi periodo de adaptación
  • Todo va a salir bien

CÓMO ME HACE SENTIR

  • valorado
  • motivado
  • valiente
  • capaz

AUTODIÁLOGO ENEMIGO
PENSAMIENTOS LIMITANTES

  • No me veo capaz
  • Soy muy torpe para enterarme a la primera
  • Seguro que me llaman la atención el primer día
  • No me va a salir bien

CÓMO ME HACE SENTIR

  • Desvalorado
  • Desmotivado
  • Con miedo
  • Incapaz
  • Inseguro

¿Crees que ésta persona que empieza un trabajo nuevo mañana irá con la misma ACTITUD a su puesto habiendo tenido la noche anterior un autodiálogo ENEMIGO o un autodiálogo AMIGO?

Háblate como le hablarías a tu mejor amig@, a tu hij@, a alguien importante…
HÁBLATE COMO SI TÚ FUERAS TU MEJOR AMIG@.

Las palabras pueden darte alas para volar, o pueden construir los lastres más pesados bajo tus pies.
Lo mejor de todo es que sólo depende de ti.

¿Has decidido ya cómo quieres hablarte?

En el próximo artículo hablaremos de la relación del autodiálogo con las dolencias y bloqueos físicos.

Hasta pronto.

Cecilia N.

El blog dePiesyManos tiene un carácter informativo. No pretende, ni puede ser considerado, ni sustituido como diagnóstico médico. Consulte con su médico cualquier consejo que desee tomar.

Contacta

¿Quieres hablar con nosotros?

Localización

C/Castillo de la Mota 10
Alcalá de Guadaíra, Sevilla.

Horario

Lunes a Viernes
Mañana y tarde
Cita Previa

Teléfono y email

671 068 587
info@depiesymanos.com

Email

Mándanos un mensaje

Artículos Relacionados

VIVIR DESDE EL CORAZÓN

Apuesto por todo aquel que lejos de paralizarse por el miedo (al error, al qué dirán, al qué pasará…) es capaz de avanzar, crecer, experimentar, HACER, y luchar por aquello que sueña. Todos tenemos una llamada que grita dentro, un deseo, un...

leer más

PARA QUÉ SIRVE LA AURICULOPUNTURA

La Auriculopuntura o auriculoterapia es una técnica de trabajo reflejo a través del pabellón auricular. Consiste en la estimulación de puntos nerviosos relacionados con todas las partes del cuerpo. Órganos, articulaciones, músculos son susceptibles de trabajar con esta técnica milenaria.

leer más
Share This